Las elecciones del 25N desde el análisis de la web social

6 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 6 Email -- Buffer 0 Filament.io Made with Flare More Info'> 6 Flares ×

Las elecciones del 25N han demostrado ser un caso de estudio apasionante y estamos muy contentos de haber colaborado con Websays y Enric Jardí para sacar adelante el proyecto Eleccions25n.cat. Especialmente ha sido importante la tecnología y el equipo humano de Websays (te recomendamos que leas sus conclusiones sobre el proyecto). Sin sus recursos no hubiéramos podido acceder a esta fuente inagotable de datos que ha supuesto la conversación en la web social durante la campaña electoral. Y a partir de estos hemos podido desarrollar nuestro trabajo como analistas de la conversación, de la cual se han recogido y analizado más de 1 millón de menciones.

Durante estos días hemos compartido varios análisis que han sido publicados por diversos medios y difundidos por numerosos usuarios. A todos ellos les agradecemos su colaboración y su interés por las historias que procuramos contar a partir de los datos. Al final de este artículo encontrarás un listado de las principales referencias.

Mayor acierto que las encuestas (en algunos aspectos)

El resultado electoral ha generado una gran sorpresa, tanto en la clase política como en los ciudadanos. Muchos han sido los que, confiados por lo que decían las encuestas, esperaban claramente otro resultado, empezando por el partido en el gobierno. Así no es de extrañar lo que Josep Ramoneda escribía al día sigiente en El País: “Mas no ha estado solo en su error. No he leído ni un artículo que contemplara un batacazo así”. Ni la percepción del clima político a raíz de la manifestación del 11 de septiembre, ni instrumentos pretendidamente más objetivos como las encuestas de opinión, anticipaban este resultado.

Después de una semana desde la jornada electoral, hemos podido analizar con detalle nuestros datos y podemos llegar a ciertas conclusiones de interés. Como ya habíamos apuntado en el artículo en el que comentamos las oportunidades y limitaciones que ofrece la medición online frente a la realización de encuestas, no ha sido nuestra intención desarrollar una metodología que tenga como objetivo la predicción, pero si destacamos las correlaciones existentes entre lo que mostraba la conversación y lo que indicaban las encuestas.

¿Quiere decir esto que si las encuestas han fallado también lo ha hecho los datos de popularidad registrados por Eleccions25n.cat? Pensamos que no porque lo que nosotros medimos es conversación, no intención de voto. Analizamos lo que se dice sobre un partido y de qué modo se habla. Para sostener que la correlación encontrada no es meramente casual, aunque aproximada, nos basamos en la siguiente premisa que da sentido a los datos:

La probabilidad de que un partido con baja popularidad en la conversación consiga un gran resultado electoral es baja

Con ello también entendemos que un partido esporádicamente puede conseguir un pico de conversación que aumenta su volumen, pero su visibilidad, volverá a caer rapidamente si sus propuestas o sus acciones no están en el centro del debate político y también, en consecuencia, del debate en la red. A partir de esta consideración, encontramos que la desviación media acumulada para los datos de popularidad que recoge Eleccions25n.cat ha sido algo superior a la del CIS, concretamente de 8 puntos porcentuales:

  • Desviación total acumulada de Eleccions25n.cat: 30 puntos
  • Desviación total acumulada del CIS: 22 puntos

Lo más destacable de estos resultados es la diferencia entre la dispersión del error de uno y otro caso. En Eleccions25n.cat, la desviación ha estado más repartida que en el del CIS; así tenemos desviaciones menos abultadas como la detectada para CiU.

Y comprobamos que los partidos cuyo resultado electoral se desvía más con respecto a la popularidad en Internet son: Partido Popular (que muestra menor popularidad en Internet que en las votaciones) y CUP (que muestra más popularidad en Internet que en las votaciones). Uno y otro caso, puede deberse a una menor y mayor actividad en las redes sociales respectivamente, por sus acciones o por el perfil de su electorado.

Como nos gusta estar muy seguros de las conclusiones a las que llegamos, hemos querido darle una vuelta más a estos datos utilizando otra estrategia verificadora. Para hacer comparables los resultados antes hemos utilizado porcentajes, pero esto genera confusión puesto que estos valores son para una muestra de partidos –los 10 que hemos seguido– incompleta. Así pues, estos mismos resultados pueden verse en términos absolutos aunque multiplicados por un factor de escala.

Tomado como punto de referencia el resultado de CiU los resultados mantienen el mismo patrón. Los valores absolutos de partidos como ERC, PSC, ICV-EUIA, C’s se acercan en proporción al resultado real. PP y CUP muestran una mayor desviación, al igual que en el análisis porcentual.

Sentimiento hacia los partidos

El partido que más comentarios negativos ha recibido ha sido CiU con un 12,41% y el que más positivos Ciutadans con un 4%. La conversación restante forma parte del conjunto de menciones que ha sido etiquetada como neutrales (esto se debe a que tales menciones no contienen términos que decantan la clasificación en uno u otro sentido, o bien por ser de naturaleza ambigua que no facilitan esta tarea).

Las preocupaciones en la conversación

A partir de la selección de 25 conceptos clave para la campaña y el debate político hemos elaborado una clasificación de las principales preocupaciones de los ciudadanos que participaron en esta conversación. El criterio de selección es heurístico pero también responde a la selección de alguno de los momentos que han marcado la campaña. Así tenemos conceptos políticos tradicionales (izquierda, derecha, mayoría, federalismo, etc.), conceptos propios de este contexto político (derecho a decidir, estado propio, etc.), conceptos surgidos del momento económico actual (paro, rescate, huelga, etc.), entre otras posibilidades.

Según podemos observar, aunque la independencia o la mayoría (para decidir) fueron la 2ª y 4ª preocupación, el paro –aún siendo un tema que quería ser excluído del contenido de campaña de alguno de los partidos– fue la 3ª mayor preocupación.

En la parte baja de esta clasificación tenemos conceptos que han surgido puntualmente, como “unión europea” o “ejército” y que han quedado atrás rápidamente. Y otros como “abstención” o “no votar” (incluído “no votaré”, “no pienso votar”, etc.) constatamos que han tenido muy poco volumen de conversación lo que coincide con el alto nivel de participación registrado.

Evolución de los temas durante la campaña

Por último, queremos revisar la evolución temporal que han tenido algunos de estos temas a lo largo de la campaña. Los tres que más han preocupado –Cataluña, independencia y paro, tanto en castellano como en catalán– se han movido casi a la vez durante todo el periodo. Esto nos indica que han sido los temas cruciales, no solo por volumen, sino también por persistencia en el tiempo.

Los términos mayoría y recortes presentan un patrón diferente. El primero vivió un pico de conversación el 7 de noviembre debido al viaje de Artur Mas a Bruselas, en el que pidió una “mayoría rotunda”; ese mismo día también se publicaron estudios de opinión que mostraban que el 60% de los encuestados pensaban que CiU no lograría la mayoría absoluta. El segundo, “recortes”, aunque presenta un volumen claramente inferior con respecto a los primeros, ascendió ligeramente como tema de conversación durante los últimos días hasta el 25-N.

En el siguiente escalón, tenemos –comparados siempre con Cataluña a modo de referencia– temas como derecha, izquierda, y [Josep Antoni] Duran i Lleida. Los dos primeros han estado lejos de las primeras preocupaciones. Ha tenido mucha más presencia la conversación sobre Duran i Lleida, que con sus declaraciones del 3 noviembre (“Duran i Lleida duda de que la mayoría de Catalunya quiera la independencia”, Diario de Navarra) generó una gran polémica al no ser partidario de la independencia como sus compañeros de coalición.

Finalmente, destacamos el pico de conversación generado por “derecho a decidir” del 29 de octubre, fecha en la que el PSC anunció su programa electoral donde se defendió este concepto. La huelga general del 14-N, que no superó a otros picos comentados, a pesar de ser un acontecimiento de gran impacto social. El bajo nivel de preocupación que ha despertado el tema de la Unión Europea durante la campaña. Y el leve impacto que generó el 25 de octubre las declaraciones que pedían la intervención del ejército si Cataluña continuaba con su plan independentista.

Referencias en medios y blogs

Menciones en Twitter

Si lo deseas, en Topsy puedes consultar más menciones sobre el proyecto (hasta 19). Aunque nosotros hemos medido 136 menciones directas al enlace de la web y más para otros términos.